Jaime Vintimilla: “Es un reto estar en el CIDES”

 

Jaime Vintimilla es Profesor de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco de Quito y Director Ejecutivo del CIDES. Cuenta sobre las dificultades de mantener esta organización y lo que le anima para continuar.

 

Lograr que el CIDES tenga 21 años ha sido muy difícil; el tema económico, especialmente, es muy duro. La gran mayoría de las agencias internacionales no te financian realmente los gastos administrativos, y nosotros debemos pagar siempre contadora, secretaria, asistentes, etc. Muchas veces ha sido necesario sacar del bolsillo del director ejecutivo de turno. Al menos en los últimos seis años, se ha dado un gran aporte personal al CIDES, por ello, si queremos sobrevivir, se hace necesario darle un nuevo enfoque.Queremos ser una ONG, es cierto, no con fines de lucro, pero tampoco con fines de pérdida. Entonces, tenemos que volvernos una especie de ONG empresarial, que tengamos alguna forma de autogestión. Creo que esto ha sido lo más difícil: en un mundo tan competitivo mantenernos activos.

 

Para mi es un reto estar en el CIDES, pues siempre tienes que buscar proyectos, tanto para ver si es posible trabajar temas que puedan apoyar al país o, al menos, una comunidad, como el estudiar si es factible apoyar a alguna institución pública. A mi me parece que aunque sea poco, algo sí hemos logrado. Por ejemplo, la Defensoría del Pueblo que tenía un mediador, luego de trabajar con nosotros, hoy tiene 20 mediadores. En muchas comunidades hemos formado mediadores comunitarios que resuelven conflictos, conociendo lo que son derechos humanos.

 

Me siento orgulloso de ver que hemos conseguido que muchas personas mejoren su  autoestima, conozcan sus derechos y empiecen a luchar por la igualdad. El orgullo del CIDES es que hemos sido un equipo técnico y no político ni  religioso. Hemos dado herramientas para que las personas y los beneficiarios las utilicen de acuerdo a lo que ellos consideren que es correcto, no hemos impuesto nada, no hemos llevado en absoluto ninguna idea preconcebida, simplemente han sido herramientas  para que la gente pueda tener desarrollo. Me gusta estar aquí porque realmente creo que puedes hacer algo en beneficio de la gran mayoría que lo necesita.

 

El objetivo fundamental del trabajo que desarrollamos es tratar que todas las personas alcancen estándares de ciudadanía, conociendo sus derechos y obligaciones. Creo que la importancia del CIDES es tratar que las personas sean ciudadanos y que puedan aprovechar las oportunidades que el Estado les brinda. Lo que queremos es que todos conozcan sus derechos y también sus obligaciones.

 

Otra de las funciones del CIDES es trabajar por el mejoramiento del sistema de justicia. En este sentido, lo primero que habría que implementar es un diagnóstico general sobre el acceso a la justicia, pues el problema es muy grave y complejo: Un 50% de la población del Ecuador no tiene acceso a la justicia. Por trabajar en las comunidades afroecuatorianas, indígenas y campesinas, para que puedan utilizar sus propios mecanismos de solución de conflictos, sean éstos la mediación, la justicia indígena o la justicia comunitaria, y que vayan a la ciudad o a la capital de la provincia solamente cuando sea estrictamente necesario. Además, mejorar la justicia no es solamente tener buenas normas, buenas leyes, sino también es hacer que el ciudadano sepa para qué están las instituciones públicas y para qué están las instituciones comunitarias. eso ha sido una prioridad

 

Robustecer la justicia también implica el hecho que la comunidad pueda trabajar en una especie de seguimiento a los órganos públicos, por ejemplo, hemos coordinado actividades con la Defensoría del Pueblo, pues ya no es tiempo de criticar a los órganos, que sirven o que no sirven, sino de apoyarlos para mejorar lo que ellos hacen. Este es un segundo reto del CIDES.

 

Finalmente, es fundamental un cambio cultural. ¿Y cómo logramos los cambios culturales?, mejorando la educación jurídica, ya sea en las universidades, ya sea en los colegios y en las escuelas. Lo que se necesita es que las personas vean que el derecho no es un obstáculo, sino que es una herramienta para la convivencia pacífica y la democracia verdadera.

 

 

 

Scroll to Top

Dirección:

San Pedro  N3213 y Joaquin de Jibaja

Quito - Ecuador

  • Tel: (+593) 2+2 50 33 95
  • Fax: (+593) 2+2 50 33 95
  • Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • Web: www.cides.org.ec